Subió el precio del transporte urbano de Córdoba

 

 

La Municipalidad de Córdoba actualizó, a partir de este domingo 10 de junio, el valor del boleto del transporte urbano de pasajeros en un 11,97%.

De esta manera, el precio del ticket pasó a costar de $15.38 a $ 17,22. La capital cordobesa pasa así a tener el sexto boleto más caro del país, después de Bariloche ($19), Neuquén ($18,07), Cipoletti ($17,66), General Roca ($17,50) y Bahía Blanca ($17,30).

 

El Ejecutivo municipal informó, de esta manera, que “esta actualización representa un incremento de un 11,97%, un porcentaje menor a la inflación medida desde noviembre 2017 a abril 2018, que ascendió al 13,34 %, sin incluirse la medición de mayo del corriente año”.

El secretario de Servicios Públicos municipal, Julio Waisman, explicó a Cadena 3 que el aumento se da principalmente por una suba en el precio del gasoil del 25% y por los incrementos de los salarios tras las paritarias del transporte, que sumadas alcanzaron un 15%.

Sobre las críticas por la irregularidad en la frecuencia de los colectivos, indicó: “Relevamos en la ciudad 180 cortes que impactan directamente en el transporte y obligan a desvíos. Son por distintos motivos, como por obras, cloacas, desagües. La frecuencia se mide de un ómnibus que sale de punta de línea y es imposible mantenerla con semejante cantidad de cortes”.

Waisman resaltó que hay un interés en Córdoba para utilizar la tarjeta SUBE, que permitiría que los recursos los administre Nación, pero marcó que hay un contrato con la empresa actual hasta 2021, por lo que iniciarían los trámites el año que viene.

Desde la oposición, la concejal Victoria Flores manifestó que estos aumentos “no tienen nada que ver con la calidad del servicio”.

“La tarifa que hoy se paga no es la que está en los pliegos”, cuestionó, y explicó que “hay condiciones que no se prestan”.

“El Ejecutivo no deja de sorprendernos con medidas que tienen una afectación directa al bolsillo del usuario y no del empresario”, agregó

Por último, reiteró que no ha visto mejoras en el servicio y que “es abusivo y hasta una burla no ver que las empresas hagan los esfuerzos y sacrificios que se deben hacer”, aunque “hay normas que lo exigen”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.